Calentar y estirar: Cuidando nuestro instrumento de trabajo.

La danza como muchas disciplinas requiere de cuidados y atenciones que no se pueden pasar por alto, al practicar una actividad física es muy importante tomar en cuenta que hay que proteger cada músculo de inicio a fin.

El calentamiento es la primera entrada en calor previo a realizar cualquier actividad física, es de suma importancia ya que al calentar estás preparando a tus músculos para todo tipo de actividad, es importante saber que si calientas tus músculos estos son menos propensos a sufrir alguna lesión durante el ejercicio. Recuerda preguntar a los expertos una técnica adecuada para realizar tu calentamiento.

Te recomendamos aprovechar esos minutos de sobra para poner a trabajar tu cuerpo antes de entrenar, sentirás la diferencia y prevendrás todo tipo de lesiones.

Una vez terminados los ejercicios consiente a tu cuerpo, y la manera adecuada de hacerlo es estirando. Estirar al finalizar tus actividades es igual de importante que calentar previo a ellas, ya que así relajarás tus músculos, evitando tensión y dolor con el paso del tiempo.

Tu cuerpo es tu instrumento de trabajo, por lo que procurarlo y consentirlo dará mejores resultados y proyectará una energía positiva en todo momento.

Las lesiones por evitar estos pasos son muy dolorosas, graves y pueden durar mucho tiempo haciendo casi imposible que puedas seguir bailado, por lo que si sientes alguna molestia es importante acudas con un fisioterapeuta, una persona experta en este tipo de lesiones.

En STUDIO 33 nos importa mucho que te sientas bien, por lo que te recomendamos tomar en cuenta estos consejos, de igual manera ser puntual a tus clases para comenzar tus calentamientos y evitar malos ratos. La danza nos libera, cuida tu cuerpo y sigue en movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *